Atlas del
Conurbano bonaerense

Cuenca Matanza-Riachuelo

Se ubica en el Noreste de la provincia de Buenos Aires, tiene una superficie de 2.240 kilómetros cuadrados, una extensión de 70 kilómetros y su cuenca colectora tiene más de 60 afluentes y desemboca en el Río de la Plata. Nace en el límite de los partidos de Marcos Paz y Cañuelas, en la confluencia de los arroyos Rodríguez y Castro, recibiendo importantes aportes de cursos naturales, arroyos a cielo abierto y entubados y desagües pluviales. Es un río de llanura, lento y de poca pendiente (0,35 m/km), por lo que presenta problemas para absorber y depurar las cargas contaminantes. Su caudal es irregular, oscila entre 3 y -en época de crecidas- más de 100 m3/s, produciendo inundaciones que no sólo se originan por abundancia de precipitaciones sino también por las fuertes y frecuentes sudestadas. Su régimen hidráulico se ve afectado por las mareas del río de la Plata, que ocasionan alteraciones en su capacidad de evacuación. En su último tramo, abarca las sub-cuencas de: Villa Lugano, Cildañez, Villa Soldati, Erézcano, Teuco, Boca y Barracas y cuenta con los lagos reguladores de Soldati y Roca.

Esta cuenca comprende la zona sur de la Ciudad de Buenos Aires (los barrios de La Boca, Barracas, Nueva Pompeya, Villa Soldati y Villa Riachuelo) y distintos partidos de la RMBA (Almirante Brown, Avellaneda, Cañuelas, Esteban Echeverría, Ezeiza, La Matanza, Lanús, Las Heras, Lomas de Zamora, Marcos Paz, Merlo, Presidente Juan D. Perón y San Vicente).

El suministro de la cuenca depende tanto del comportamiento de las aguas subterráneas como de las superficiales. En ambos casos presentan un alto grado de contaminación, cuyas principales fuentes son los efluentes tóxicos que arrojan las industrias, las aguas residuales provenientes de colectores de líquidos cloacales y pluviales no tratados; y, en muchos casos, el suelo posee residuos tóxicos y peligrosos que por infiltración contaminan la napa freática. La calidad de las aguas subterráneas depende de la situación ambiental del acuífero, en función de la infiltración de los contaminantes en superficie.

Comité Ejecutor del Plan de Gestión Ambiental y Manejo de la Cuenca del Río Matanza-Riachuelo

La situación socioambiental de la cuenca Matanza-Riachuelo se caracteriza por su alta criticidad. Alcanza niveles superiores en los cursos medio e inferior del río, y tiene consecuencias directas sobre la salud y la calidad de vida de los habitantes que allí habitan. Este complejo escenario es producto de un incontrolado desarrollo urbano e industrial y una deficiente cultura ambiental. ElDecreto 1093/93 estableció la creación del Comité Ejecutivo para el Saneamiento de la Cuenca Hídrica Matanza-Riachuelo, el cual estaba formado por: la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Nación (SRNyAH), la Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación, la Provincia de Buenos Aires, la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE).

El decreto asignaba una serie de funciones a los organismos involucrados, entre las que se destacaban:

a) La SRNyAH asumía el estudio integral para la recuperación de la cuenca, el ejercicio del poder de policía que compete a cada una de las jurisdicciones involucradas y la facultad de acordar con las mismas la aplicación de normas referidas a los vertidos de efluentes, en los casos en que no fueran alcanzados por la legislación nacional;

b) El CEAMSE tenía asignado el ejercicio del programa de saneamiento de la cuenca, aprobado por el Comité Ejecutor y la disposición final de los residuos que fuesen extraídos del curso de agua;

c) La Provincia de Buenos Aires era la encargada de la planificación, coordinación y contratación de las obras de infraestructura dentro de su jurisdicción;

d) El Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos de la Nación debía elaborar el proyecto de obras públicas necesarias para cumplir con los objetivos de saneamiento de la cuenca y la correspondiente dirección, inspección y certificación de las obras. Mediante el Decreto 482/95 se crea el Comité Ejecutor del Plan de Gestión Ambiental y de Manejo de la Cuenca Matanza-Riachuelo (CEMR), integrado por Nación, Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, dándole el carácter de organismo interjuridiccional y operando en el ámbito de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano de la Nación, hoy Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. Este organismo tiene por objetivo llevar a cabo el plan de gestión ambiental y de manejo de la cuenca y, a su vez, establecer el diseño del marco jurídico e institucional y el seguimiento y control de estas acciones y sus respectivos programas.

El Plan de Gestión Ambiental (PGA) se organizó a través de los siguientes programas:

1- REGULACION HIDRAULICA: su objetivo es evitar las inundaciones periódicas de la cuenca. Para lograrlo se prevé la construcción de endicamientos laterales de contención de aguas, estaciones de bombeo y el mejoramiento y ampliación de los desagües pluviales. Complementariamente las estaciones de bombeo posibilitarán -en los sectores endicados- el drenaje forzado de las aguas de las zonas inundables hacia el río. Con las obras de desagües pluviales se optimizará el drenaje de la lluvia hacia el río.

2- CONTROL DE VERTIDOS: Destinado a reducir la contaminación de la cuenca por lo cual se implemen¬tará el Programa de Control de Contaminación Industrial (PCCI). Estará orientado al control y fiscalización del cumplimiento de la normativa ambiental, a la prevención y minimización de la generación de residuos industriales y a la gestión de éstos en el Gran Buenos Aires. Estas acciones se complementarán con actividades planificadas por la empresa Aguas Argentinas para la extensión de la red cloacal y la construcción y puesta en marcha de plantas de tratamiento de efluentes. Las obras para el manejo de los residuos sólidos urbanos están dirigidas a la desactivación y el saneamiento de basurales no autorizados.

3- RECUPERACION AMBIENTAL URBANA Y RURAL: Orientado a la planificación y reordenamiento del desa¬rrollo urbano y rural de la cuenca. Contempla la rehabilitación de las áreas y edificios históricos, con el objeto de recobrar el patrimonio cultural; la limpieza del espejo de agua y reforestación de las márgenes para la consolidación de un paisaje ri¬bereño; el reflotamiento y extracción de barcos y objetos sumergidos, para posibilitar el uso normal del río como vía nave¬gable; y el estudio del uso del suelo y de ordenamiento vial, apuntando a la generación de futuros proyectos urbanísticos.

4- PARTICIPACION COMUNITARIA Y EDUCACION AMBIENTAL: Destinado a desarrollar una cultura ambiental en la comunidad de la cuenca. Las actividades previstas son: la difusión del PGA, para informar acerca de su existencia, de sus objetivos, de sus acciones y de los beneficios para la comunidad; y la genera¬ción de un emprendimiento de desarrollo comunitario ambiental, para concientizar, formar y comprometer a la población de la cuenca, en la preservación, mejora y recuperación de su ambiente.

Fuente: CEMR. Plan de gestión ambiental 1998-2003.

La "causa Mendoza"

Debido a la gravedad de la situación, la Corte Suprema de Justicia de la Nación emitió en el 2006 un fallo donde reconoce el riesgo derivado de la irresolución histórica de la problemática de la cuenca Matanza-Riachuelo. Decide: “Requerir al Estado Nacional, a la Provincia de Buenos Aires, a la Ciudad de Buenos Aires y al COFEMA para un plazo de treinta días y en los términos de la Ley 25.675 presenten un plan integrado (..) en el que los objetivos ambientales deberán ser logrados en forma gradual, a través de metas interinas y finales proyectadas en un cronograma temporal”. Este plan deberá contener: una propuesta de ordenamiento ambiental del territorio, el control del desarrollo de las actividades antrópicas, un estudio de impacto ambiental de las 44 empresas involucradas, un programa de educación ambiental y un programa de información ambiental pública.

En el mes de setiembre de 2006, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, presentó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación el “Plan Integral para el Saneamiento de la Cuenca Matanza-Riachuelo”, que está siendo llevado a cabo por la Nación, la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires. Este plan presenta dos objetivos principales: establecer un nuevo escenario regulatorio y una planificación para el ordenamiento territorial de la Cuenca. Según la secretaria de Medio Ambiente Dra. Romina Picolotti, al momento de escribir este libro renunciante, “se trata de garantizar los derechos humanos de la población de la cuenca a través de la universalización de los servicios y de la implementación de programas sociales, buscando la recuperación de la calidad ambiental a través de políticas de saneamiento, control y reconversión industrial” (Gacetilla de prensa, 5-09-06). El gobierno nacional contempla actualmente la constitución de una Autoridad de Cuenca, que tendrá competencia para establecer una política particular sobre los recursos de la cuenca y coordinar las acciones para su saneamiento.

De acuerdo con lo planificado, el ente funcionará en el ámbito de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y estará compuesto por tres órganos: uno ejecutivo con ocho representantes, que será presidido por el secretario de Medio Ambiente. Además lo integrarán tres representantes del Poder Ejecutivo Nacional, dos por la Provincia de Buenos Aires y dos por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En el marco de la Autoridad de Cuenca funcionará también un consejo municipal, cuya función será la asistencia y cooperación, integrado por un representante por cada uno de los municipios afectados y allí se priorizarán los problemas locales. Por último, se conformará una comisión de participación social, que tendrá funciones consultivas y estará integrada por representantes de las organizaciones sociales.

Finalmente, el 15 de noviembre de 2006 se sancionó la Ley 26.168, donde se establece la creación definitiva de la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo como ente de derecho público interjurisdiccional en el ámbito de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la jefatura de gabinete de Ministros. Y el 1º de febrero de 2007 se sancionó el Decreto Nº 92, que establece la integración de la Autoridad de Cuenca Matanza-Riachuelo (ACUMAR) . Las partes involucradas han acordado la creación de un Plan Integral para la Cuenca Matanza-Riachuelo. En ese plan se trabajará con los siguientes nudos problemáticos:
- La coexistencia y superposición de jurisdicciones y competencias (sectorializadas y fragmentadas).
- El saneamiento asociado a la falta de obras de infraestructura y la insuficiente gestión pública.
- El aspecto social vinculado a los efectos nocivos de la contaminación, que impactan en la salud de dos millones de personas que viven en la región y que presentan los índices más elevados de pobreza y vulnerabilidad.
- La falta de planificación e intervención del Estado, que generó el uso inadecuado y desigual de los bienes y servicios ambientales, lo que provocó una sobrecarga en el curso hídrico perdiendo su capacidad de resiliencia. Asimismo, la instalación de industrias en zonas no aptas y la concentración de población en áreas de alto riesgo ambiental forman parte de esta agenda.

Fuente: Informe "Plan Estratégico para la integración social, económica y urbanistica de las familias residentes en Villas y Asentamientos en Partidos del Área Metropolitana de Buenos Aires". Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires. UNPRE (Ministerio de Economía de la Nación).
UNDAV. Año: 2011