Atlas del
Conurbano bonaerense

San Ignacio - La Morita

Redes de ayuda

Además de los ingresos laborales, los hogares del barrio San Ignacio y La Morita participan de redes de ayudas que permiten satisfacer necesidades que no se resuelven a partir de los intercambios mercantiles.

En estos casos, las redes de ayuda entre familiares son las que se encuentran presentes de manera inmediata en el relato de los habitantes del barrio, al momento de cubrir necesidades.

?A mis hijos nada ms, o sea? [Econmicamente] Si, mayormente si. [Con comida, con ropa?] Si. ?Y porque a veces, bueno el chico de al lado ya ha estado trabajando, o sea recin empez a trabajar de vuelta, o sea? Mi hija tiene un nene discapacitado, vive conmigo digamos, estamos o sea las dos en distintos, o sea? pero tiene sus hijos, tiene sus problemas tambin, o sea. Que siempre se trata de ayudar.? (Vecino 154)
?[Y vos ayudas a alguien que no est con vos, viviendo con vos?] A mi hija. Y econmica, con esto de, con este ingreso que estoy vendiendo ahora a travs de Natura y de Monique, y? s principalmente eso. Ella tambin trabaja as que? Gastos, o sea sus gastos los? se los paga ella y alguna otra cosa que yo pueda se lo doy yo.? (Vecino 158)

Las ayudas funcionan bidireccionalmente entre padres e hijos, tanto de quienes conviven en el domicilio como de quienes habitan sus propias casas. No se desprende del relato de los entrevistados que reciban ayuda de otros familiares no directos. Estas ayudas se traducen principalmente en dinero, así como también en ropa y alimentos. Varias de las entrevistadas relatan de qué manera organizan la ayuda hacia sus hijos e hijas, cuando estos atraviesan dificultades económicas para sostener sus propios hogares.

La asistencia y cooperación entre los miembros de la familia no se limita a la entrega de dinero únicamente. Se encuentran presentes en el relato de los entrevistados también las ayudas en especie o bienes concretos, estas pueden consistir en la compra de víveres o el intercambio, como así también otras mercaderías necesarias para la vida diaria. También se mencionan entre las ayudas más comunes, el cuidado de los niños, cuando alguno de los adultos del hogar debe salir a trabajar. En las entrevistas se desprende que este aspecto de la vida doméstica suele resolverse con los propios miembros de la familia.

En varias entrevistas los vecinos expresan no recibir ningún tipo de ayuda, o no precisar al momento de asistencia económica o en la provisión de bienes para la subsistencia.

Las ayudas vecinales son otro recurso  que interviene en las estrategias de reproducción de los hogares de San Ignacio y La Morita. Entre estas, un elemento central que se observa en algunos relatos es la generosidad y el apoyo mutuo que pueden encontrar cuando surge alguna necesidad en las familias del barrio. 

En palabras de una entrevistada, los vecinos están siempre muy comunicados y atentos a lo que pueda necesitar alguno de ellos, ella define las relaciones barriales, en general, como relaciones de solidaridad.

También se recabaron testimonios que señalan la ausencia de acciones o redes de ayuda entre los vecinos.